Enero V y casi Enero VI.

V

Si es muy cerca,
yo te quemo,
si es muy lejos,
vos te helás.
Y entre el sol y Neptuno una corriente de asteroides me terminó albergando un poco.
Ahí, donde no puedo llamarte, allá donde yo no puedo verte,
acá, donde siempre que querés terminás por encontrarme.
‌donde ya nadie, se atreve a buscar.

VI
¿Acaso existís cuando ya no puedo verte? ¿Acaso habrá algo más que vos cuando te veo?, y si no es así, por qué me torturo ,si de esta forma sólo podría perderte teniéndote en frente de mis ojos; pero casualmente ahí no temo, es y será ahí donde me siento invencible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s